La consulta por el nuevo aeropuerto de México al detalle: un debate polémico

La radio en linea


TRANSMISIÓN EN VIVO DE RMI

Los ciudadanos de este país serán consultados para decidir el futuro del nuevo aeropuerto que habrá de construirse cerca de la Ciudad de México. Un tema polémico con aspectos técnicos aún por resolver.

Desde este jueves y hasta el próximo 28 de octubre, los mexicanos serán consultados para determinar el destino de la obra más polémica del último gobierno: la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, con sede en Texcoco.

En este sentido, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, impulsó una consulta pública que, dijo, será vinculante a pesar de no contar con los requisitos establecidos en la ley para ello.

Un asunto que ha desatado controversia y cuyo resultado marcará el inicio del gobierno de López Obrador, quien asumirá el cargo de presidente de México el 1 de diciembre de 2018.

El origen problema

La intención de construir un nuevo aeropuerto comenzaron en el año 2000, fecha en que el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) comenzó a registrar sobresaturación.

La capacidad del actual aeropuerto es de 32 millones de pasajeros al año, pero actualmente la terminal aérea recibe cerca de 44 millones de pasajeros.

Para resolver el problema, históricamente se habían planteado dos opciones para construir un nuevo aeropuerto: Texcoco y Tizayuca.

El gobierno del presidente Vicente Fox (2000-2006) impulsó la opción de Texcoco, pero las fuertes protestas impulsadas por los campesinos de San Salvador Atenco echaron abajo esta opción.

En 2014, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto anunció el inicio de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, el cual ha estado envuelto en una serie de problemas como el hundimiento del suelo, que ha elevado significativamente los costos de la obra, sin contar con los múltiples casos de corrupción asociados a la misma.

Debido a la orientación de las pistas, la construcción del NAIM en Texcoco implica cerrar el actual aeropuerto.

Durante la campaña electoral de 2018, el hoy presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, desató una fuerte polémica al proponer echar abajo la construcción del NAIM de Texcoco y construir un nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía. Una propuesta que le trajo como consecuencia un choque con las élites empresariales de México.

Tras el triunfo de López Obrador en la elección presidencial, y ante las posturas encontradas en torno al tema del aeropuerto, el presidente electo dio a conocer la realización de una "consulta ciudadana" para que los ciudadanos decidieran entre dos opciones: mantener la construcción del NAIM en Texcoco o la construcción de un nuevo aeropuerto más barato en Santa Lucía y dejar funcionando el AICM.

Sin embargo, los términos en que ha sido planteada dicha consulta, desataron todo una discusión en México.

Los detalles de la consulta

La consulta se realizará del 25 al 28 de octubre. Durante estos días, se prevé instalar 1.073 mesas de votación en 538 municipios en los que se asienta el 78% de la población total del país.

Las mesas de votación abrirán a las 8:00 de la mañana y cerrarán a las 18:00 horas, tiempo local.

El único requisito para participar en la consulta es presentar la credencial de elector.

La votación será organizada por la Fundación Arturo Rosenblueth, que promueve el desarrollo tecnológico para el avance del país.

La boleta incluirá una pregunta con dos opciones a elegir: "Dada la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México ¿cuál opción plantea que sea mejor para el país?".

Las dos opciones a escoger son:

1) Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

2) Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

Cada una de las opciones presenta argumentos a favor y en contra.