De qué se acusa exactamente a Joaquín Guzmán y por qué se le juzga en EE.UU. y no en México

Capturado por tercera vez en México en enero de 2016 y deportado a Estados Unidos un año más tarde, Joaquín Guzmán Loera llevaba 655 días en una prisión de ese país esperando su juicio.

Pero el proceso en contra de "El Chapo" finalmente empezó este lunes en Nueva York, con la elección del jurado que decidirá el futuro del hombre acusado de encabezar la mayor organización de tráfico de drogas de México y el mundo.

Como líder del cartel de Sinaloa, a Guzmán se lo acusa de haber introducido cientos de toneladas de cocaína y otras sustancias ilegales a EE.UU., obteniendo en el proceso ganancias de miles de millones de dólares que lo llevaron a ser considerado una de las personas más ricas del planeta.

Y también se le vincula con la muerte de decenas de personas en enfrentamientos con otras organizaciones criminales y las fuerzas del orden en México y Estados Unidos.

"Yo trafico más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que nadie en el mundo", le dijo "El Chapo" a la revista Rolling Stone en una entrevista publicada poco después de su captura.

Y Guzmán es además el único hombre que puede presumir de haber logrado fugarse en dos ocasiones (2001, 2014) de una prisión federal de máxima seguridad en México.

Pero, de todos los delitos que se le atribuyen, ¿en cuáles se están concentrando los fiscales en Estados Unidos para tratar de encarcelar de por vida a quien hoy por hoy es el narcotraficante más conocido del mundo?

Tráfico de drogas con homicidios

"El Chapo" Guzmán, hoy de 61 años, fue enviado de México a Estados Unidos el 19 de enero de 2017.

Pero el gobierno de México concedió la entrega judicial del narcotraficante bajo la condición de que no reciba la pena de muerte, como dicta el tratado sobre extradiciones entre ambos países.

La justicia en Estados Unidos tenía desde hace casi una década acusaciones contra Guzmán Loera en Nueva York, California, Texas, Arizona, Illinois y Florida.

Pero el primer juicio será el de la Corte Federal del Distrito de Brooklyn, en Nueva York.

Ahí fue originalmente acusado de 17 cargos sobre complicidad para producir, transportar y comerciar droga, además de homicidios relacionados con las actividades criminales.

Sin embargo, el mes pasado el juez del caso, Brian Cogan, ordenó a los fiscales que replantearan las acusaciones para evitar que el juicio se prolongue por más tiempo de lo necesario.

En lugar de que los fiscales basen su caso en múltiples casos de homicidio -al menos 33 según la última revisión- el juez pidió que los cargos principales sean los de tráfico de drogas.

"Este es un juicio de conspiración para traficar drogas, no de conspiración para asesinar", dijo el juez Cogan durante una audiencia el martes pasado. "Tomen los cargos más sólidos y recorten el resto", instruyó.

Así que "en un esfuerzo por optimizar el caso", de los 17 cargos inicialmente planteados la fiscalía solo buscará probar 11 que se refieren a:

Asociación para fabricar, importar y distribuir cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas (8)

Ser miembro de una organización criminal (1)

Uso de armas de fuego con fines criminales (1)

Lavado de dinero (1)

Entre otras pruebas, la fiscalía pretende usar ante el jurado los testimonios de 16 personas, miles de grabaciones de audio y miles de documentos con evidencias.

Guzmán Loera podría ser sentenciado a cadena perpetua si se prueba cualquiera de los 11 delitos.

¿Por qué se le juzga en Estados Unidos?

"El Chapo" Guzmán escapó en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad de México.

Luego de ser recapturado por segunda ocasión, el 8 de enero de 2016, las autoridades mexicanas accedieron a la extradición del capo a Estados Unidos.

La justicia estadounidense lo procesa por las afectaciones que ocurrieron en ese país, el principal destino de las drogas traficadas por el cartel de Sinaloa.

Pero en México la Procuraduría General de la República y el sistema de justicia mexicano aún tienen sus propios casos contra Guzmán Loera.

Y, bajo el acuerdo bilateral de extradiciones, México conserva el derecho de procesarlo una vez que haya sido juzgado en Estados Unidos.

En teoría, una vez que cumpla su sentencia en territorio estadounidense, el capo podría ser devuelto a México para ser juzgado.

Sin embargo, lo más probable es probable que Joaquín Guzmán viva hasta sus últimos días en una prisión de Estados Unidos.