Al menos 66 muertos en la explosión de un gasoducto en México mientras robaban combustible

La radio en linea


TRANSMISIÓN EN VIVO DE RMI

Al menos 66 muertos y más de 70 heridos ha dejado una explosión este viernes en una toma ilegal de combustible en el municipio de Tlahuelilpan, en el Estado de Hidalgo

La detonación ocurrió dos horas después del aviso de una fuga intencionada de gasolina. Los habitantes se habían desplazado al lugar con bidones para intentar llevarse algo del hidrocarburo. El Ejército llegó antes de la explosión, pero se replegó minutos antes para "evitar un enfrentamiento con la población", según ha informado el Gobierno mexicano a través del equipo de comunicación de la presidencia.

De acuerdo con la versión de las autoridades, cerca de las 17.00 (hora local) de este viernes unos 25 militares intentaron convencer a cerca de 200 personas que se encontraban en el sitio de que se alejaran de la toma clandestina de combustible.

Los familiares de las víctimas siguen en el lugar de la explosión para tratar de identificar los cuerpos de sus seres queridos.

La explosión en el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, en el Estado mexicano de Hidalgo, ha provocado una de las peores tragedias en una toma clandestina en México: al menos 66 muertos y 76 heridos.

De acuerdo con la información del Gobierno de Hidalgo, entre los 76 lesionados, 73 son hombres, tres mujeres. Siete de ellos son menores de 18 años y un un niño de 12 años.

El ministro de la Defensa Nacional, Luis Sandoval, ha informado en la conferencia de prensa que en la zona donde ocurrió la explosión no había armas de fuego.

El presidente de México ha dicho que continuará con su plan contra el robo de combustible. "Vamos a seguir con la misma política de respetar los derechos humanos, de no querer enfrentar problemas sociales con el uso de la fuerza, por qué no pensamos en que llevamos 30 años sin empleos, sin bienestar, con profundos problemas de desintegración familiar".

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador: "Nosotros no vamos a a pagar el fuego, con el fuego, no vamos a enfrentar la violencia con la violencia", ha dicho esta mañana en la conferencia de prensa sobre la explosión en Hidalgo.

Andrés Manuel López Obrador ha confirmado que son más de 70 los heridos en la explosión de Hidalgo. El presidente de México ha cancelado, asimismo, todas las actividades previstas para este fin de semana. "Voy a estar atendiendo esta emergencia lamentable", ha afirmado.